Rubik

Pocket CubeRubik's CubeProfessor's Cube

Al leer los posts individuales de este sitio aparecen, al azar, figuritas relacionadas con los juegos de ingenio. (Pruebe con un post cualquiera.) Es el turno de tres imágenes que no necesitan presentación: el Cubo de Rubik o Cubo Mágico, de 3×3×3; el cubo de 2×2×2 (conocido como Pocket Cube o Mini Cube), y el cubo de 5×5×5 (que a veces se vende como Professor’s Cube). El espíritu curioso puede visitar el sitio oficial, una comunidad de coleccionistas y otra de aficionados al speedcubing o —se lo merece— la página de la Wikipedia dedicada a Ernő Rubik. El reverdecer de la cubomanía durante los últimos años inspiró una inagotable producción de rarezas o curiosidades; aquel construyó un cubo con acrílico e imanes; un robot lo resuelve en pocos segundos; el cubo de 20×20 es forzosamente virtual.

3 comentarios

El joker

JokerJokerJoker

Los naipes son muy antiguos, pero la incorporación del joker a la baraja ocurrió recién en Estados Unidos durante el siglo XIX. La historia empieza con el euchre, un juego que los inmigrantes alemanes y holandeses habían llevado al Nuevo Mundo, en el que dos de las J eran las cartas más poderosas de la baraja. El juego se puso de moda a finales de ese siglo; algunos fabricantes empezaron a incoporar naipes específicos en sus mazos; de la traicionera traducción del alemán al inglés surgió la palabra para nombrarlos. El joker suele ser representado como un bufón o un arlequín, lo que quizás haya sido inspirado por la carta del loco del mazo de tarot, o quizás aluda a la extravagancia de un naipe que está fuera del rígido orden de números consecutivos y palos inapelables.

Hacer un comentario