Ivan Skvarca

La primera intención fue
el referirme a mí mismo,
pero, con gran altruismo,
por pudor lo rechacé.

Justo después valoré
si un español o extranjero.
Como no soy patriotero
decidí: Porteño, ¡che!

La siguiente aclaración
fue si dama o caballero,
y aunque a las damas prefiero,
por ser más, dije: Varón.

Finalmente no tardé
en escoger a un fulano.
¿Podría algún snarkiano
deducir en quién pensé?

Esta adivinanza fue creada por Enrique Fernández Alcázar, de Murcia, España, para un concurso de adivinanzas en la lista de correo Snark. En este concurso, las respuestas a las adivinanzas debían ser los nombres de integrantes de la lista; la respuesta a la que está aquí arriba es, claro, mi nombre, que está oculto en el texto con una notable habilidad. ¿Cómo está oculto mi nombre en la adivinanza?