Los calambures de Darío Lancini

El poeta venezolano Darío Lencini escribió este calambur:

El hacedor mira un ave sin alas timada
El hace dormir a una vecina lastimada

En la revista de poesía experimental El Salmón aparece este otro, extenso y notable.

El mar y no tu telar. / El mar y no el ejido, el mar y no su eco. / Su cumbia y no su fría razón ando / buscando. Su eco sensual malográndose oí. / Oí el mar y no su cítara. Oh, Dios, ¿si / con su sal forja cien aguas / el mar y no tu telar, / se asea la mariposa encubierta?

El marino tutelar. / El marino elegido, el marino sueco. / Sucumbía y no sufría razonando. / Buscan dos huecos en su alma logran doce, oh. / Y hoy el marino sucitará odios, ¿si / con sus alforjas y enaguas / el marino tutelar / se hace a la mar y posa en cubierta?

En los años setenta publicó un libro de palíndromos, de título Oír a Darío, que empieza con hallazgos breves, como «No te comas la salsa, mocetón», y termina con larguísimas versiones palindrómicas del Génesis bíblico y de Ubú Rey. No es difícil encontrarlo escaneado.

1 comentario Hacer un comentario

  • 1. carlos  |  Feb 1 2013, 1:47 am

    me gustaria mas de estas frases pero para repertorio.

Hacer un comentario

(no se publica)

Es posible que su comentario deba ser aprobado antes de la publicación. Sea paciente. Si lo desea puede usar un poco de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> , pero si todo esto no tiene sentido actúe normalmente. Evite escribir todo con mayúsculas. Sea amable.


Esta es una anotación de juegosdeingenio.org, un weblog dedicado a los juegos de ingenio, los acertijos y todo lo demás. Debajo de algunas notaciones aparecen comentarios de otros lectores; usted puede dejar el suyo o bien escribirle directamente al responsable. Las anotaciones más recientes se pueden ver en la página inicial.