Winner takes all

Elecciones en Estados UnidosEn Estados Unidos tienen un sistema electoral que a nuestros ojos resulta muy curioso. El país está dividido en 51 distritos; cada distrito tiene un cierto número de electores. El candidato que obtiene más votos en un distrito (salvo un par de excepciones que hoy podemos ignorar) se lleva todos sus electores. No importa si reúne el 51% o el 99% de los votos: el ganador se queda con todo y para el perdedor no hay nada. En confianza este sistema es conocido con los nombres de winner takes all o first past the post, y en ocasiones más formales con el más rimbombante de escrutinio uninominal mayoritario.

Un sistema así es fértil para que se presenten situaciones poco intuitivas. En los últimos días, un par de artículos periodísticos coincidieron en señalar que un candidato podría ganar las elecciones con apenas el 24% de los votos emitidos. O visto desde el lado opuesto: un candidato podría convocar al 76% de los votantes y aún así perder. En uno de los artículos describen este escenario:

Un caso extremo, irrealista pero no imposible, sería que un candidato gane con el 100% de los votos en 11 de los estados más grandes (sacando así la mitad menos uno de los 538 electores en juego) y pierda en el resto por la mínima diferencia (un voto para ser exagerados).

Un fenómeno similar se puede encontrar en el tenis. En un partido con resultado 0-6, 0-6, 7-6, 7-6, 7-6, el perdedor ganó 30 games mientras que el ganador sólo 21. Por lo tanto, basta el 41% de los games para llevarse el partido. Analizando los puntos la diferencia se vuelve abismal; un cálculo rápido y moderado muestra que el perdedor pudo haber ganado 162 puntos contra sólo 84 del ganador, casi el doble. (Quizás alguien más familiarizado con el tenis pueda hacer un cálculo preciso, que además tome en cuenta situaciones especiales como el tiebreak. Supongamos este planteo: en la final de Wimbledon, ¿cuál es el máximo porcentaje de puntos que puede ganar el perdedor?)

Elecciones en Estados UnidosSe puede argumentar que conocer esas reglas, administrar los recursos, decidir dónde presionar y dónde descansar, es parte del sistema electoral o del mecanismo del juego y es la forma en que se introduce decisión o estrategia en la competición ciega. Quizás por eso parece interesante aplicarla a juegos de mesa. (Los debe haber, sin duda; aquí sólo recordamos Ágora Barcelona, donde paseantes recorren un mapa de la ciudad dividido en diez zonas.) Es una idea sugestiva y poderosa; vale la pena explorarla.

(Los símbolos tradicionales de los partidos Republicano y Demócrata son un elefante y un burro. Las imágenes que mostramos aquí son una diversión de diseño creada por More party animals.)

15 comentarios Hacer un comentario

  • 1. Pablo  |  Nov 4 2008, 6:38 am

    Para agregar realismo al juego de tablero con escrutinio uninomial mayoritario, se podría incluir la capacidad táctica de enturbiar las aguas del conteo de votos en algunos de los estados… (manipulando el registro de votantes, forzando insuficientes mesas de votación en áreas donde el adversario es favorito, haciendo votar a los muertos, teniendo mayoría propia en la corte suprema, etc etc).

  • 2. Coki  |  Nov 4 2008, 1:51 pm

    Es interesante el planteo.
    Creo que el hecho de que todos conozcan el reglamento es clave, pues cada uno debe acomodar su estrategia a esta situación.

    Por otro lado, al igual que en el tenis, no todo punto / voto vale igual, en lo que respecta a la estrategia de ganar.
    Por caso, el primer punto del partido es mucho menos importante / dificultoso / costoso que el último, o un match-point en contra.

    De esa manera, ganar el partido de tenis con menos puntos ganados es un premio a haber jugado correctamente aquellos puntos que definían el juego.

    Creo que lo mismo aplica a las elecciones de EEUU.

    Coki

  • 3. A. Donnantuoni  |  Nov 4 2008, 5:54 pm

    El sistema yanqui está pensado para que sólo tengan electores los grandes partidos, lo que no sólo causa que a cada elección sólo esos 2 partidos tengan la capacidad de llegar a la presidencia, sino que asegura a largo plazo impedir el desarrollo de terceros partidos. Es fuertemente antidemocrático; funciona igual no sólo para los senadores (que tengan 1 por estado no suena ilógico) sino por los “representantes”, que surgen cada uno de ganar en cierto territorio, no de un porcentaje por circunscripción. Así, ambas cámaras repiten el bipartidismo, que así se llama el sistema.
    Nuestro (argentino) sistema electoral es mucho más democrático, y eso sin considerar el voto universal, ya que en USA vota muy poca gente.

  • 4. pablo Sussi  |  Nov 4 2008, 6:11 pm

    En un partido de Tenis 0-6,0-6,76-76-76; el perdedor puede ganar todos susgames en cero.Son 30 por 4 120 puntos. Aparte hace 2 por cada game ganado por el ganador y 5 por cada tie break (no cuento games con ventaja)Son 17 por set, en total 51 o sea 171 puntos. Elganador hace 18 games x 4 =72 mas 21 de los 3 tie breaks son 93 en total o sea de 264 puntos el ganador hace 93 = 35.23 % y el perdedor 171 de 264 = 64.77 %

  • 5. sanoJonás  |  Nov 4 2008, 7:44 pm

    ¡Pues A. Donnantuonidice cosas que nadie se atrevía en estas páginas a decir para no meterse en política! ¡Pero cosa curiosa, ¿…?, nadie pone de modelo de democracia a la Argentina o España, cuando lo son mucho más, según lo expuesto!. Es igual que lo de “América, Norteamérica o Estado Unidos”, cuando sabemos que América, Norteamérica o Estados Unidos son también Ecuador, México, Canadá, Brasil, etc… por poner ejemplos respectivos, pero, en fin, eso es política y Juegos de Ingenio no da lugar a ello. ¡A, Donnantuoni, bien por lo tuyo!

  • 6. A. Donnantuoni  |  Nov 4 2008, 8:53 pm

    Oh, no quise violentar la cosa… después de todo, la política se puede entender como un juego. Colosal, complejo, no de suma cero, ambiguo, donde nunca se gana definitivamente… quizá el más interesante juego a considerar.
    No por “antidemocrático” un juego debe tomarse por malo o poco interesante; hace un tiempo jugábamos al Gran Dalmuti, que instala y reproduce una situación asimétrica de poder durante todo el partido, y nos divertíamos mucho.

  • 7. WKR  |  Nov 5 2008, 5:27 am

    En el caso de juegos de mesa, cualquier juego de mayorías puede servir como ejemplo. Se me ocurre, aparte del Agora Barcelona que mencionas, El Grande o San Marco (uno de mis favoritos), por ejemplo.

    Y sobre elecciones americanas propiamente dichas, hay uno llamado 1960: The Making of the President sobre la campaña electural de Nixon vs. Kennedy, que además va a ser publicado en español en unos meses. En la misma línea de juego tienes el Twilight Struggle ambientado en la guerra fría.

    Un saludo.

  • 8. AML  |  Nov 6 2008, 12:37 am

    Si les interesa y tienen ganas de leer un poco de texto entre un monton de ecuaciones, les paso una referencia que me vino a la cabeza al leer los comentarios.

    Es un paper que compara el sistema de “winner-takes-all” contra un sistema proporcional y discute las ineficiencias del primero con respecto a la provision de bienes públicos. El paper se llama “The provision of public goods under alternative electoral incentives” de Alessandro Lizzeri y Nicola Persico, muy conocidos en el campo de la economía política.
    Se puede bajar una version anterior a la definitiva en el siguiente link:
    http://www.econ.upenn.edu/Centers/CARESS/caress-wp.htm

    Quizás, mas interesante y relacionado con la discusión en los comentarios es “The drawbacks of electoral competition” que discute porqué el resultado de la elección es mas eficiente cuantos menos partidos políticos existan (aunque este no lo leí)
    http://www.econ.nyu.edu/user/lizzeria/

    Muy bueno el blog. Saludos

  • 9. Santiago  |  Nov 8 2008, 6:26 pm

    Comentando muy al margen: ¿alguien sabe por qué usan elefante y burrito, y por qué tienen los diseños tan parecidos?

    (que además se parecen a los de las ligas deportivas, lléndome un poco más allá del margen)

  • 10. WKR  |  Nov 9 2008, 6:51 pm

    Santiago,

    ¿Por qué en Estados Unidos los demócratas son representados con un burro y los republicanos con un elefante?

    aquí tienes la respuesta.

  • 11. Ivan  |  Nov 12 2008, 2:45 pm

    En juegosdeingenio siempre hay lugar para hablar de política — en especial si se usan palíndromos, acrósticos o anagramas.

  • 12. Ivan  |  Nov 12 2008, 2:45 pm

    Gracias por la información, Wkr. Parecen buenos juegos que merecen ser probados.

  • 13. sanoJonás  |  Nov 13 2008, 7:26 pm

    Iván dijo “…lugar para hablar de política si se usan palíndromos, acrósticos o anagramas”. Pues éste mismo
    -”¡Sara Palin, ni la paras!”
    -”¡ A Palín, Sara, ras, ni pala! ” y algún calambur de por medio

  • 14. A. Donnantuoni  |  Nov 16 2008, 3:58 pm

    Pues vayan dos palíndromos políticos:
    Salta Lenin el atlas
    No reparéis si era Perón

  • 15. Uner  |  Nov 17 2008, 12:41 pm

    Ahí va otro palíndromo político del Maestro Juan Filloy

    Allí tápase Memem esa patilla.

Hacer un comentario

(no se publica)

Es posible que su comentario deba ser aprobado antes de la publicación. Sea paciente. Si lo desea puede usar un poco de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> , pero si todo esto no tiene sentido actúe normalmente. Evite escribir todo con mayúsculas. Sea amable.


Esta es una anotación de juegosdeingenio.org, un weblog dedicado a los juegos de ingenio, los acertijos y todo lo demás. Debajo de algunas notaciones aparecen comentarios de otros lectores; usted puede dejar el suyo o bien escribirle directamente al responsable. Las anotaciones más recientes se pueden ver en la página inicial.